Si hay un monumento famoso en nuestra ciudad, son sin duda las Murallas de Ávila. Pocas ciudades se asocian tan claramente con un monumento en particular, y en nuestros free tours le damos la importancia que se merece. Se trata de un gran recinto amurallado del cual, según la tradición, se inició la construcción el 3 de mayo de 1090, tras bendecir las obras el obispo Pelayo, y participaron en ellas más de dos mil hombres en un plazo de nueve años. Sin embargo, según los últimos análisis realizados, la muralla se cree que dataría del siglo XII, por lo que sería de estilo románico, con algún añadido mudéjar, como son los frisos o arquillos de ladrillo. Se habría edificado sobre la antigua muralla romana.

Hablando de números, el perímetro de la muralla es de 2516 metros, con 2500 almenas, 87 torreones y 9 puertas. La superficie que ocupa es de 33 hectáreas y los muros tienen un grosor de 3 metros y 12 de altura. Está considerado por todo ello como el recinto amurallado medieval mejor conservado de España y uno de los mejores de toda Europa. Su función era lógicamente defensiva, lo que no quita que se utilizara en otras ocasiones como cinturón sanitario, frontera fiscal o soporte para otras arquitecturas.

Con el paso de los siglos se han llevado a cabo una serie de reformas, por ejemplo, en el siglo XIV se antepuso un segundo muro a algunos de sus lienzos, quedando entre ellos un foso. Asimismo, en el siglo XVI, en época de Felipe II, se realizó una remodelación de todo el recinto. En relación a la altura de los lienzos, con las reurbanizaciones posteriores de la ciudad, el terreno ha ido recreciéndose, por lo que los primeros metros de muralla permanecen hoy ya bajo tierra.

En el siglo XIX se planteó la destrucción de los muros para facilitar la expansión de la ciudad. Afortunadamente, no se llevó a cabo. La ciudad estaba en esos momentos en una grave crisis económica, por lo que no había dinero para su derribo.

La muralla actualmente es propiedad del Estado español, si bien la administración le corresponde al Ayuntamiento de Ávila. Cuenta también con tramos privados, ya que coinciden con edificios como palacios, iglesias o la propia catedral. El recinto ha sido también en múltiples ocasiones escenario para el rodaje de películas. Probablemente sea la más conocida “Orgullo y Pasión” con Frank Sinatra y Sofía Loren, o “Salomón y la reina de Saba” y “La Caída del Imperio Romano”.

Existen principalmente dos opciones para realizar la visita a la muralla: la primera es rodearla a pie (gratis y apta para todas las edades y condiciones físicas); la segunda es subir y recorrer parte de su adarve. Esto último se puede hacer desde el Arco del Carmen, la Casa de las Carnicerías, la Puerta del Alcázar o la Puerta del Puente, con distintos horarios y precios.